MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Madrid tomará las medidas “oportunas” para que las obras de Canalejas no afecten a edificios del entorno, tras haber cerrado la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando varias de sus salas por vibraciones.

Así lo ha indicado el delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible del Consistorio, José Manuel Calvo, en declaraciones a la ‘Cadena Ser’ recogidas por Europa Press. “Seguramente habrá que plantear medidas paliativas, que eviten vibraciones”, ha deslizado el edil.

Pese a estas palabras, Calvo se ha mostrado cauto al incidir en que todavía no ha pasado el “tiempo suficiente” ni se han llevado a cabo “las pruebas necesarias” para confirmar que lo sucedido deriva de Canalejas. Será a partir de mañana cuando inicien las “inspecciones oportunas” para verificar las causas de los problemas surgidos.

GRAN VÍA, PARA NOVIEMBRE

En otro orden de cosas, el responsable de Urbanismo del Consistorio, al ser preguntado pro las obras de la Gran Vía, ha avanzado que es posible que el ensanche de las aceras concluya en torno al 15 de noviembre, “para inaugurarla junto con la iluminación de Navidad el día 24 de noviembre”.

“Se están haciendo aperturas parciales para que la gente ya pueda disfrutarla pero la apertura definitiva de las aceras será en esa fecha”, ha trasladado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here